Desde el fondo del valle al pico más alto: llevar la banda ancha a las comunidades de Colorado situadas a mayor altitud

sep. 05, 2019 by Kelly Barnett

Para una ciudad de menos de 6,000 habitantes, no es tarea fácil atraer a un importante proveedor de banda ancha. Los pequeños pueblos de Estados Unidos no ofrecen grandes ganancias, y mucho menos en las Montañas Rocosas de Colorado, ya que son lugares de difícil acceso para las personas y aún más para las empresas de servicios básicos. No obstante, llevar hasta allá la banda ancha puede hacer la vida mucho más fácil para la gente local. Las investigaciones han demostrado que las personas con acceso a banda ancha de alta velocidad disponen de mejores oportunidades de trabajo y están más comprometidas con su comunidad local. Permite que los jóvenes hagan sus tareas escolares de forma más sencilla, proporciona acceso a servicios médicos en línea y fomenta la interacción entre los ciudadanos y las autoridades. La lista de ventajas es interminable.

Entonces, ¿cómo se puede llevar la banda ancha a una comunidad de montaña como Estes Park, en el condado de Larimer, Colorado? Bueno, ahí es donde las cosas empiezan a complicarse. La mayoría de las empresas de telecomunicaciones no están interesadas en llevar esos servicios a comunidades pequeñas y remotas debido a los costos que ello conlleva. No obstante, si la tarea recae en la División de Energía y Comunicaciones local, con una infraestructura ya operativa, es mucho más rentable.

«Una empresa de cable tradicionalmente despliega un cable de soporte, luego instala los de fibra óptica y posteriormente regresa con una máquina para conectar esas instalaciones a postes de acero. En total, son tres las tareas. Es un producto barato, pero el número de horas de trabajo incrementa el costo. Estamos logrando instalar unos 3.048 metros por semana. Eso no parece mucho si se tratara de Kansas, donde el terreno es plano y recto. Aquí tuvimos que cruzar ríos y carreteras cuatro o cinco veces».

- Joe Lockhart, superintendente de línea de la División de Energía y Comunicaciones de Estes Park

La vida será más fácil para los residentes de Estes Park

Si utilizamos el conducto aéreo de auto soporte de Dura-Line, una de las empresas de Orbia, bastaría con un grupo de cuatro personas para realizar todo el trabajo. Lockhart estima que el proyecto ahorrará entre tres y cuatro millones de dólares en horas de trabajo. Joe entiende que, a largo plazo, el mantenimiento y el costo de la instalación redundará en un enorme ahorro para la comunidad.

Vivir en las Rocosas implica una serie de problemas de mantenimiento específicos que han de tenerse en cuenta.

«Si un árbol golpea la hebra y el látigo que se ha instalado en el poste, el látigo se desprende y se desenreda. El viento mueve el látigo y provoca que entre en contacto con una línea de energía, causando un corte de suministro. Gracias al sistema FuturePath de Dura-Line, se invierte tiempo una sola vez al desplegarlo, para lo cual es preciso contar con los permisos oportunos y control de tráfico. Luego solo hay que ir a una bóveda y empujar la fibra a través de ella. No se necesita control de tráfico, no alteramos el paisaje de los residentes y su costo resulta varios miles de dólares más barato. Si podemos ahorrar dinero, eso es lo que intentaremos hacer».

- Joe Lockhart, superintendente de línea de la División de Energía y Comunicaciones de Estes Park

En 2019, Estes Park traerá la banda ancha a la comunidad. Pronto, la vida será mucho más fácil para los residentes locales y para los miles de visitantes que acuden a la zona cada año.

¿Desea tener más información sobre las soluciones de Wavin?