La agricultura digital aporta tranquilidad a los agricultores que viven en la ciudad

sep. 05, 2019 by Kelly Barnett

Las cerezas de los cafetos de Andre Savino que crecen en las colinas del estado de Sao Paulo, en Brasil, se hallan en plena maduración. Pronto serán de color rojo brillante y con ello comenzará su primera cosecha de café.

Puede ser un momento de nerviosismo para los cultivadores, ya que están en juego meses de inversiones, pero Savino está tranquilo, ya que su nuevo sistema de agricultura inteligente le ha proporcionado la seguridad de que su inversión se está gestionando perfectamente, tanto en la granja como en el ámbito digital.

El café es uno de los cultivos más importantes y famosos del país, pero con un clima cambiante que trae consigo lluvias menos predecibles y nuevas enfermedades como la roya del café, mantener los arbustos sanos y bien regados se ha convertido en un desafío. Un cafeto cultivado en unas condiciones no propicias produce menos granos de café y los que produce son de menor calidad, lo cual conlleva una reducción de su precio de venta y menos ingresos para el agricultor.

Por esa razón, Savino decidió instalar un sistema de riego de precisión. Eligió un sistema de irrigación por goteo Netafim para maximizar el rendimiento con un mínimo uso de agua. El riego de precisión también permite la aplicación directa de fertilizantes a las raíces de las plantas, reduciendo el escurrimiento de nutrientes.

«El éxito en la agricultura está en saber acertar en los pequeños detalles. Por eso busco continuamente datos e información. La evolución de la irrigación y la agricultura digital me está ayudando a mejorar los resultados».

Esto fue posible cuando modernizamos el sistema de irrigación incorporando el de precisión inteligente NetBeat de Netafim.

Pero el café no es su único trabajo: Savino trabaja como ingeniero agrónomo en una gran empresa agrícola en la ciudad de Sao Paulo. Por ese motivo, quería tomar las riendas y disfrutar de la tranquilidad de poder controlar mejor su cosecha ubicada a 340 kilómetros de distancia.

«En Netafim, encontramos una empresa que no solo proporcionaría un sistema de irrigación, sino que también se asociaría con nosotros en esta aventura tecnológica», afirma.

Con NetBeat, se llevó a cabo la instalación de sensores en áreas estratégicas de los campos de Savino para medir la humedad del suelo y los niveles de nutrientes. Esta información se envía a un centro de control, donde se analiza junto con el pronóstico meteorológico detallado y décadas de datos sobre cultivos. Esta combinación permite disponer de la información y las recomendaciones más precisas para el riego y la fertirrigación, lo cual hace posible tener plantas más sanas, de mejor calidad y con una productividad más elevada.

Andre Savino (derecha) y un socio de negocios monitorean su cosecha de café con la aplicación NetBeat.

Savino recibe estos datos y recomendaciones directamente en una aplicación en su teléfono móvil y tableta. Luego, puede usar la aplicación para encender y apagar la irrigación solo con tocar un botón.

Es un sistema que le ha proporcionado la tranquilidad de saber que su cosecha de café crece en las mejores condiciones posibles mientras está trabajando, y que encontrará sus plantas bien regadas y recibiendo los mejores cuidados cuando visite su plantación durante el fin de semana.

«Estoy más seguro, y la razón es que sé que hay un proceso estructurado que me da tranquilidad operativa y comodidad».

«Esto es el futuro», dice. «Creemos que de esta forma daremos un salto cualitativo en agricultura».

En el momento de la recolección del café, Savino espera una gran cosecha de la máxima calidad, que pueda venderse a un precio más elevado, y, sobre todo, que sepa delicioso.

¿Desea tener más información sobre las soluciones de Netafim?