Derechos humanos

Aquí puede obtener más información sobre los principios corporativos que guían a Orbia para promover el respeto a los derechos humanos y darles el valor que se merecen.

Nuestro enfoque sobre los Derechos Humanos

A Orbia la guían sus principios corporativos fundamentales que valoran y promueven el respeto por los derechos humanos.

Fomentamos y respetamos

Los Derechos Humanos de forma coherente con la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Declaración de la Organización Internacional del Trabajo sobre los principios y derechos fundamentales en el trabajo. Defendemos con dignidad las libertades fundamentales y los derechos humanos de nuestros clientes, proveedores, colaboradores, comunidades y otras personas impactadas por nuestras actividades, así como el medio ambiente. Nuestra empresa se ha comprometido a asegurar que se apliquen procedimientos de gestión interna adecuados para garantizar el cumplimiento de estos principios en todas nuestras operaciones.

Nuestro respeto por los derechos humanos se refleja en el compromiso de Orbia de administrar nuestro negocio de forma responsable en las regiones en las que prestamos nuestros servicios en todo el mundo.

Orbia y sus socios solo podrán alcanzar esos objetivos mediante el desarrollo de estrategias y capacidades para garantizar prácticas sólidas y coherentes en materia de derechos humanos como parte de su dinámica interna e influencias externas.

Nuestro compromiso con los derechos humanos implica el respeto y el fomento de los derechos de todos los que participan en las actividades vinculadas a Orbia como una responsabilidad que trasciende tanto nuestro lugar de trabajo como nuestras actividades y se extiende hasta abarcar todas nuestras relaciones externas en una esfera de influencia más amplia.

Orbia ha estructurado esta política de derechos humanos en estricto apego a los principios rectores «proteger, respetar y remediar» de las Naciones Unidas.

Nuestros colaboradores

Las relaciones laborales de la empresa se basan en el respeto de los derechos de todos los colaboradores. La Política de Derechos Humanos se aplica a los colaboradores y trabajadores a contrato de Orbia en todas las empresas que forman parte de Orbia, quienes deben incorporarla a sus políticas y prácticas.

Este mandato establece que no toleraremos comportamientos alejados de la ética que puedan considerarse como una violación de los derechos humanos. Orbia no tolera que se obtengan resultados mediante el incumplimiento de esta política o de los principios consagrados en la Declaración Universal de Derechos Humanos. Le invitamos a que nos haga llegar sus preguntas o inquietudes sobre cómo aplicar estos derechos a través de nuestros canales de comunicación totalmente confidenciales.

  1. Orbia trata de establecer condiciones que faciliten el desarrollo personal y profesional de sus colaboradores en consonancia con los objetivos de la organización. Orbia trata a todos sus empleados con respeto y dignidad; aplicamos prácticas que garantizan un desarrollo con igualdad, transparencia y respeto de los derechos humanos. Esta política tiene por objeto promover y proteger con dignidad los derechos humanos y las libertades fundamentales de los empleados en el lugar de trabajo en todas las empresas y actores relacionados con las actividades de Orbia.
  2. Orbia respeta el derecho de nuestros colaboradores y trabajadores a la libertad de asociación según sus intereses políticos, profesionales y religiosos. Respetamos y reconocemos los derechos de todos los empleados. Los negocios se fortalecen a través del diálogo dentro de un esquema de respeto y tolerancia. Los trabajadores tienen el derecho de expresar sus puntos de vista en un ambiente de respeto mutuo que responda de manera constructiva a opiniones diversas.
  3. En Orbia, todas las prácticas de empleo y subcontratación están libres de trata de personas y esclavitud, trabajo forzoso u obligatorio, así como de todo trato cruel o degradante de la dignidad humana.

Los negocios se fortalecen a través del diálogo dentro de un esquema de respeto y tolerancia.

Orbia prohíbe el acoso sexual en el lugar de trabajo. Creemos en el derecho a trabajar en un ambiente sin intimidación discriminatoria, ridiculización ni insultos.

  1. La empresa no permite el trabajo infantil.
  2. Todos los empleados de Orbia tienen derecho a un desarrollo personal y profesional dentro de la organización que les permita alcanzar sus objetivos y aprovechar las oportunidades que se les ofrecen sin distinción de raza, color, identidad de género, idioma, nacionalidad, religión, opinión política, orientación sexual, estado civil u otra condición.
  3. Las mujeres de Orbia tienen el mismo acceso que los hombres a las oportunidades de empleo pleno e igualitario, a la remuneración financiera, a la seguridad social, a la formación y a las oportunidades de ascenso.
  4. La empresa garantiza el derecho a un servicio de salud adecuado y a unas condiciones de trabajo seguras y saludables de acuerdo con la ley. Orbia busca proporcionar un lugar de trabajo libre de accidentes laborales y enfermedades.

Nuestros proveedores

Promovemos la misma política entre nuestros proveedores y terceros con quienes hacemos negocios y mantenemos relaciones operativas. Orbia garantiza el respeto a los derechos humanos en sus operaciones internas y en toda la cadena de valor.

Orbia espera que sus proveedores cumplan con todas las leyes ambientales y de salud y seguridad laboral de los países en donde estos operan. La empresa exige que todos los empleados conozcan y cumplan el Código de Ética y esta Política de Derechos Humanos.

Nuestras directrices de seguridad están alineadas con los estándares internacionales de los derechos humanos, así como con las leyes y regulaciones de los países en los que operamos. Concretamente, al contratar servicios de seguridad privada, Orbia hace hincapié en el enfoque que la empresa adopta en lo relacionado con el respeto de los derechos humanos para asegurarse de que ninguno de nuestros inversionistas se vea afectado por una violación de estos.

Orbia garantiza el respeto a los derechos humanos en sus operaciones internas y en toda su cadena de valor.

Nuestro ambiente

El compromiso de Orbia es el de asumir responsabilidad con el medio ambiente y desarrollar un enfoque innovador que permita crear procesos y productos seguros.

Nuestras prioridades de gestión se enfocan en la reducción del consumo de recursos naturales, limitar el impacto negativo de nuestras operaciones, restaurar los ecosistemas deteriorados, reducir la generación de residuos y alentar a la cadena de valor a que aumente la reutilización de sus residuos.

El propósito de estas acciones es el de garantizar la sostenibilidad de Orbia a través de la evaluación y control de los riesgos asociados con el ciclo de vida de los productos, rindiendo cuentas de estos ante todos los inversionistas de manera transparente y respetando los derechos de las comunidades vecinas mediante la aplicación del principio de precaución para prevenir los daños ambientales.

El compromiso de Orbia es el de asumir responsabilidad con el medio ambiente y desarrollar un enfoque innovador que permita crear procesos y productos seguros.

Nuestras comunidades

Las relaciones positivas de las que somos parte promueven el respeto por los derechos y libertades de todas las personas. Nuestros vínculos con las comunidades se basan en nuestro deber de mantener una relación armoniosa que permita una coexistencia pacífica en un ambiente de confianza y respeto mutuos. Tomamos este compromiso como una oportunidad para contribuir al desarrollo humano en las comunidades en las que prestamos nuestros servicios.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos

Naciones Unidas, 10 de diciembre de 1948.

El 10 de diciembre de 1948, en París, Francia, los 58 Estados miembros de las Naciones Unidas proclamaron la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH), * que comprende 30 artículos que contienen una lista exhaustiva de los principales derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales a los que tiene derecho toda persona, en cualquier lugar del mundo.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos se proclamó como un ideal común que todos los pueblos y todas las naciones deben esforzarse por alcanzar, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, al inspirarse constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto de tales derechos y libertades y garanticen, a través de medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembros como entre los de los territorios sometidos a su jurisdicción.

Los dos primeros artículos declaran que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos. Están dotados de razón y conciencia y deben actuar entre ellos con un espíritu de hermandad. Toda persona goza de todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Además, no se hará ninguna distinción en función de la condición política, jurisdiccional o internacional del país o territorio al que pertenezca una persona, ya sea independiente, bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía.

El jurista francés René Cassin fue reconocido originalmente como el autor principal de la Declaración.

Universal de los Derechos Humanos, y sugirió que los 30 derechos se clasificaran de la siguiente manera:

Derechos

Asuntos mencionados

Artículos 3 a 11

Constituyen los derechos individuales.

Artículos 12 a 17

Constituyen los derechos individuales en la sociedad civil y política.

Artículos 18 a 21

Se relacionan con la libertad de asociación, pensamiento, conciencia y religión.

Artículos 22 a 27

Establecen los derechos sociales, económicos y culturales.

Artículos 28 a 30

Indican las condiciones y limitaciones para ejercer estos derechos.

 

Para poder integrar estas responsabilidades en un esquema único, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas pidió al secretario general que nombrara un representante especial sobre la cuestión de los derechos humanos y las empresas transnacionales y otras empresas comerciales. El secretario general nombró a John Ruggie, profesor de la Universidad de Harvard y asesor especial del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, quien propuso el esquema y los principios rectores de la ONU de «proteger, respetar y remediar» en marzo de 2011.

*Para obtener más información puede consultar la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

POLÍTICA DE DERECHOS HUMANOS

Si usted ha sido testigo de una violación de la política de derechos humanos de Orbia, denúncielo a través de nuestro sistema anónimo de presentación de denuncias aquí:

Todo comunicado que recibamos será tratado como confidencial.

descargar política